La Intervención General es el órgano encargado del control interno de la Junta de Comunidades de Castilla la Macha y de las entidades pertenecientes a su sector público regional. Este control se efectúa mediante el ejercicio de la función interventora y el control financiero conforme a los principios de autonomía funcional, ejercicio desconcentrado, jerarquía interna y procedimiento contradictorio.

El control se ejerce por la Intervención General con plena autonomía respecto del órgano o entidad sometido al mismo, a través de las  Unidades de servicios centrales, Intervenciones Delegadas en Consejerías,  Intervenciones Delegadas Territoriales, y la Intervención Adjunta al Sescam.

A tales efectos, los funcionarios que lo realicen gozan de independencia funcional respecto de los titulares de los órganos cuya gestión controlen.

Función Interventora